Entrevista de elmundo.es a Emilio Calderón

Fecha de actualización 28/09/2009
 

Entrevista realizada por elmundo a Emilio Calderón después de haber ganado el premio Fernando Lara de Novela.

1. ¿Cómo has recibido el Fernando Lara? ¿te lo esperabas?

Lo he recibido con mucha alegría, claro, y sinceramente no me lo esperaba, pues se presentaron 223 novelas. Recuerdo la cemonia de entrega con emoción y también con terror, por aquello de que no sabes qué va a pasar.
2. Buenos días, ¿tienes una buena biblioteca? y ¿qué tres libros de otros autores me recomendarias?

Sí, tengo una buena biblioteca. Unos dos mil ejemplares más o menos. Te recomendaría El americano impasible, de Graham Green, y también El corazón de las Tinieblas, de Jospeh Conrad. También Lo bello y lo triste, de Yasunari Kawabata. Ahora estoy leyendo a Haruki Murakami, el autor de Tokio Blues y de Kafka en la orilla. Me gustan mucho las novelas ambientadas en oriente.

3. ¿Estuviste en Shangai para escribir este libro?

Sí, viajé a Shanghai en las navidades de 2006-2007. Fui para admirar la arquitectura vanguardista que se está haciendo en China, y allí descubrí vestigios de la presencia de una comunidad judía en la ciudad, y que durante la II Guerra Mundial había existido un gueto judío en un suburbio de la que entonces se llamaba Concesión Internacional. Este gueto judío era el único del mundo que no estuvo controlado por los nazis, sino por los japoneses, cuyo ejército controlaba la ciudad de Shanghai. Este hecho fue el que me impulsó a escribir El judío de Shanghai.

4. ¿Puedes desarrollarnos el argumento de tu novela?

En líneas generales, se trata de una historia de amores cruzados, aunque el peso de la novela lo lleva quien narra la historia, el cónsul de España en Shanghai, quien se enamora de Norah Blumenthal, una joven judía casada con un hombre mayor, Leon Blumenthal, que muere en extrañas circunstancias después de que los judíos fueran recluídos en el gueto de Shanghai. A partir de ese momento, el cónsul español hará todo lo posible por escalrecer las causas de la muerte de Leon Blumenthal y por sacar a Norah del gueto. Hay otro personaje que es el vértice de esta pirámide, y se llama Nube Perfumada, una muchacha china que ha sido esclava sexual del ejército imperial japonés, y cuya intervención resultará fundamental para la solución del caso.

5. ¿Por qué me invitarias a leer tu novela? Quizá la compre como lectura de verano...

Creo que El judío de Shanghai es una novela muy original, que combina el exotismo de oriente con el asunto del holocausto del pueblo judío. Creo, además, que he conseguido escribir una novela que va creciendo en intensidad, muy bien documentada, y con un final sorprendente porque le permite al lector encajar todas las piezas del puzzle que componen la novela. En la novela hay amor, violencia, emoción y una ciudad mítica que se convierte también en un personaje: Shanghai.

6. He leído que has dicho que la trama de esta novela estaría más enraizada con la tradición anglosajona, con Graham Green o Conrad, que con la española. ¿Por qué lo crees?

Primero porque son los autores británicos quienes más han escrito sobre esta parte del mundo. Yo llevo visajando a Asia más de veinticinco años, y autores como Greene, Conrad o Maugham eran mi referente para entender lo que ocurría en estos lugares. En este sentido, creo que El judío de Shanghai, salvando las distancias, es una novela que entronca con obras como El americano impasible o Los cuentos de los Mares del Sur.

7. ¿Por qué crees que tienen tanto éxito las novelas históricas? Gracias. Un saludo desde Valencia.

Tal vez porque el presente nos resulta confuso, y eso hace que busquemos nuestra identidad mirando al pasado. En cualquier caso, yo no creo mucho en los géneros y como ya he dicho en alguna ocasión, nunca he leído una novela que no sea histórica, puesto todo lo que se escribe está obligatoriamente enmarcado en un contexto o período histórico. En cualquier caso, la literatura, como todo, está sujeta a las modad, y es indiscutible que existe un resurgir de lo que las editoriales y la crítica llaman novela histórica. El judío de Shanghai, por ejemplo, es una novela ambientada durante la II Guerra Mundial, pero por encima de los hechos históricos, lo que prima en la obra son los personajes.

8. ¿Cómo definirías el momento que estás viviendo? Parece muy bueno...¿no? Saludos y enhorabuena.

Desde luego estoy viviendo un momento muy bueno. Hace un año y medio publiqué mi primera novela para adultos, El mapa del creador, y a día de hoy ha sido publicada o va a serlo en los próximos meses en 23 países, includios Estados Unidos, China o Rusia, y ahora acabo de ganar el Fernando Lara de novela, que es un premio muy prestigioso, con lo que, por decirlo así, estoy viviendo un sueño. En cualquier caso, tengo que reconocer que he tenido (estoy teniendo) mucha suerte, y que la suerte es también necesaria en la literatura.

9. ¿Los premios literarios se hacen con uno parámetros legales o suele haber tongo?

En mi caso fue todo legal, para utilizar tu expresión, puesto que yo no soy un autor muy conocido. Tengo que decir que no suelo prodigarme en esto de presentarme a premios, y si no lo he hecho antes es también porque había oído que los premios estaban ya dados. Creo sinceramente que no se puede generalizar, y que hay de todo. Desde luego, yo he recuperado la fe en los premios y creo que mi caso demuestra que se pueden ganar premios importantes sin llamarte Pérez Reverte o Zafón, dos autores que, por otra parte admiro.

10. ¿Qué es lo que hace que un libro tenga éxito? ¿Hay alguna fórmula? ¿Escribes siguiendo alguna receta?

Tu pregunta es la del millón. No, no existen recetas ni fórmulas secretas. Al final, los libros, como las películas, tienen éxito por eso que se llama "el boca-oído". Ni siquiera salir en la tele o hablar en la radio garantizan que lo que escribas vaya a convertirse en un éxito. Ayer me contaron un caso que releja lo extraño que es esto del éxito. La novela El niño del pijama de rayas ha vendido más de un millón de ejemplares en España, sin embargo en Francia ha vendido sólo 18.500. Afortunadamente,la última palabra la tiene el lector. ¡Y mejor que así sea! De lo contrario, de existir una fórmula, las editoriales serían fábricas de Coca-cola que venderían siempre el mismo refresco.

11. Buenas tardes Emilio: ¿Tienes en mente una nueva novela?

Sí, pero me invade la superstición cuando tengo que hablar de ella. Sólo puedo adelantar que es (o será) una historia ambientada en la India durante la II Guerra Mundial. He empezado a escribirla hace unas semanas, y la cosa avanza a buen ritmo...

12. Saludos. Llevo mucho tiempo pensando en lanzarme a escribir en serio mi propia novela, pero muchas cosas me echan atrás (el miedo al fracaso, el vacío de las editoriales, ...) ¿Podrías aconsejarme sobre cómo dar los primeros pasos? Gracias y enhorabuena

Aunque parezca una tontería, lo principal y fundamental a la hora de escribir es saber sobre qué quieres escribir. Tener más o menos claro de qué va la historia y quiénes van a tomar parte en ella. Por ejemplo, elaborar un pequeño guión no está de más. Luego es importante econtrar la "voz" de la novela. Este faso es fundamental puesto que cuando escribes, aunque lo haces en soledad, tienes que tener en cuenta que tienes un compañero de viaje invisible: el lector. Creo que es importante pensar en todo momento que lo que estás haciendo es algo que luego vas a compartir con mucha gente. De lo contrario uno puede acabar escribiendo sobre su ombligo, y lo que es peor, cuando ves publicada tu obra descubres que tu ombligo (al que tú le dabas tanta importancia) no le interesa a nadie. De verdad que al fracaso no hay que tenerle miedo, puesto que el "no" siempre lo tenemos, y en cuanto al vacío de las editoriales, yo te recomendaría que una vez tengas escrita la novela, busques un agente literario, puesto que estas personas tienen acceso directo a las editoriales. Intentar publicar esperando un golpe de suerte es una labor cuasi quijotesca. En esto también hay que ser práctico.

13. Y qué hace uno al ganar un premio con este? Se pega unas vacaciones? Sigue trabajando? Yo optaría por lo primero...!

En mi caso, sigo trabajando porque la escritura es, además de mi trabajo, mi principal diversión. Piensa que cuando escribes inventas mundos, imaginas y conviertes al príncipe en rana o viceversa. De todas maneras, ¡tampoco rechazo unas buenas vacaciones!

14. Cada escritor tiene una rutina distinta para escribir. ¿Cuál es la tuya? ¿Prefieres la mañana, la tarde o la noche?

Suelo ir a trabajar a la Biblioteca Nacional. Para mí es imprescindible escribir rodeado de un ambiente de silencio, y allí lo encuentro. Normalmente escribo de día, pero cuando estoy metido de lleno en una novela, escribo a todas horas. Incluso si estoy en la cama tratando de conciliar el sueño y una idea aprovechable se mete en mi cabeza, me levanto y me pongo a escribir.

15. Todos los autores que ha recomendado son extranjeros. ¿Puede recomendar algún español? ¿y algún hispanoamericano?... pienso que leer las obras en su idioma original es esencial.... ¡y de momento no se me da bien el japonés!

¡Tienes razón! Me gusta mucho Eduardo Mendoza y su Laberinto del aceituno. También me gusta Lorenzo Silva y su serie de libros con una pareja de guardias civiles (el nombre del guardia masculino no lo recuerdo, es un nombre italiano, el de ella, Chamorro). El alquimista impaciente, por ejemplo, está muy bien. Y La flaqueza del bolchevique, del mismo autor. También te recomiendo La piel fría, una novela de un autor catalán llamado Albert Sánchez-Piñol. Está publicada en Edhasa, si mal no recuerdo, y la novela es originalísima. De las que uno no olvida.

16. ¿Ha sufrido alguna vez el "síndrome de la hoja en blanco"? ¿Cómo lo superó?

Sí lo he sifrido, aunque cada vez me pasa con menos frecuencia. Escribir no deja de ser un oficio con una técnica, y una vez que las aprendes, todo resulta más fácil. Pero cuando uno se queda en blanco lo que tiene que hacer es no levantarse de la mesa de trabajo y dar vueltas hasta que logras superar el trance.

17. ¿Qué papel juegan las mujeres en su novela?

Las mujeres juegan un papel fundamental en El judío de Shanghai. Creo que tanto Norah Blumenthal como Nube Perfumada son dos personajes "fuertes" de la novela que, entre otras cosas, toca el tema de las esclavas sexuales. Mujeres sometidas al ejército imperial japones, que las utilizaban para solaz de la tropa. Algunas de estas mujeres tenían que mantener hasta 50 relaciones sexuales diarias. Y cuando enfermaban o perdían sus encantos, las asesinaban. Una atrocidad.

18. El buen escritor, ¿se hace o se nace?

Creo que amabas cosas. Hay que nacer con cierto don, pero lo más importante es leer mucho y luego tener mucha disciplina a la hora de escribir. Creo que prima más el "se hace" que se nace"

19. Hola, Emilio. Venga, mójate: ¿Qué es lo peor de la promoción de un libro? Un beso!

Sin duda los viajes y las entrevistas. Piensa que cuando uno escribe lo hace en la más absoluta soledad, a veces en pijama y con alpargatas, y de pronto, cuando el libro se publica, todo se vuelve exhibición.Tienes que hablar de algo que para ti es muy íntimo... y a veces cuesta.
Despedida

Me dicen que mi tiempo se ha acabado, así que me despido de vosotros lamentando no haber podido responder a todas vuestras preguntas. En cualquier caso, os invito a todos a leer El judío de Shanghai, para que viajéis a Shanghai sin tener que pasar por una agencia de viajes, ahora que el asunto económico parece que anda torcido. Un beso fuerte para todos y hasta pronto.


<< Volver

ENLACES
Aviso Legal
Admin
Diseño Web
© Emilio Calderón
Agencia Literaria, Antonia Kerrigan

MENU
BIOGRAFÍA
NOVEDADES
BIBLIOGRAFÍA
MULTIMEDIA
CONTACTO