Roma no paga traidores


 

Editorial Anaya - Año 2005.
El emperador Tiberio es un hombre muy supersticioso. Cuando se descubre en el desierto egipcio la tumba de una famosa adivina de la Antigüedad llamada Berenice, ordena que le hagan una transcripción de los jeroglíficos encontrados. La misteriosa muerte de dos de los calígrafos y la desaparición de un tercero llevarán a Tiberio a enviar a Egipto a Estéfanos, un famoso retórico griego metido a investigador privado. En el país del Nilo, en compañía de los jóvenes Manio y Claudia, hará un sorprendente descubrimiento.

Roma no paga traidores

Imagen -> 1

<< Volver

ENLACES
Aviso Legal
Admin
Diseño Web
© Emilio Calderón
Agencia Literaria, Antonia Kerrigan

MENU
BIOGRAFÍA
NOVEDADES
BIBLIOGRAFÍA
MULTIMEDIA
CONTACTO